extra-n-1  Mujeres que cuentan [ESPECIAL AUTORAS]

 

AUTORAS X AUTORES

Juana Escabias o el compromiso teatral

Fernando Olaya Pérez

Juana EscabiasJuana Escabias es una mujer de teatro en su acepción más completa: escribe, dirige, investiga, edita, gestiona, coordina… La conocí hace ya bastantes años, en un curso de dramaturgia. Y nuestra amistad y colaboración en el mundo del teatro no han cesado hasta la fecha.

Desde mi cargo de director en Esperpento Ediciones Teatrales he publicado dos importantes libros de esta autora. Por un lado Cuatro obras políticamente yncorrectas, prologado por Eduardo Pérez-Rasilla, donde este investigador apunta sobre Escabias “que imprime un ritmo especial a sus diálogos y a los movimientos de sus personajes, convulsos a veces, pero necesitados siempre de acciones que sacudan sus propias inercias o las limitaciones que les imponen los otros.” Este libro ha tenido una importante acogida, dos de sus cuatro textos ya han sido llevados a escena y todo el volumen está siendo objeto de estudio en diferentes países.

El segundo libro es El conde Partinuplés de Ana María Caro Mallén, dramaturga del Siglo de Oro, espléndida edición crítica elaborada por Escabias a raíz de sus descubrimientos sobre esta escritora (por las que obtuvo el Premio Extraordinario de la UNED en 2013) que abre la puerta a la puesta en escena de esta maravillosa comedia de magia.

Juana Escabias nació en Madrid. Es Licenciada en Periodismo y Doctora en Filología. Posee formación en dirección de escena e interpretación. Trabaja como docente de Arte Dramático en Madrid, ha impartido clases sobre esta disciplina en universidades españolas y extranjeras y pertenece a diversos colectivos internacionales de investigación teatral. En el año 2003 fundó la compañía Teatro Sonámbulo, que todavía dirige.

Es autora de veinte obras teatrales largas y de numerosos textos breves, así como de novelas, colecciones de relatos y libros de investigación. Su obra ha sido traducida, editada y estudiada en varios países. Entre las editoriales que han publicado sus textos se encuentran: Ediciones CÁTEDRA, Editorial CASTALIA, Estreno Contemporary Spanish Plays (New York), ARACNE Editrice (Roma), Revista ESTRENO (Texas), VISOR Libros, Huerga y Fierro Editores, Editorial Endymion, Ediciones Irreverentes, Biblioteca Virtual Cervantes, Asociación de Autores de Teatro, Ediciones Carena, Fundamentos y, como no, Esperpento Ediciones Teatrales. Como autora y directora de escena sus trabajos se han mostrado en diversos escenarios, entre ellos: Centro Dramático Nacional/Teatro María Guerrero, Teatro Español/Naves de El Matadero, Teatro Conde Duque, Corral de Comedias de Alcalá de Henares, Teatro Fernando de Rojas (Círculo de Bellas Artes), La Casa Encendida, etc.

Entre sus obras dramáticas destacan Tierra Convexa “Premio Autores con Margarita Xirgu 2008”, Apología del amor Premio El Espectáculo Teatral 2010”, Historia de un imbécil (finalista del Premio Nacional de Literatura Dramática 2010) y Desencuentos, “Premio Dramaturgo José Moreno Arenas 2015”. Pero no quiero dejar de mencionar la ya citada Cuatro obras políticamente yncorrectas (que incluye los textos Cautivas, Whatsapp, No le cuentes a mi marido que sueño con otro hombre… cualquiera y Crimen imperfecto), Interiores, Acoso Laboral, Voracidad de los parques, La Fiesta, El sucesor, Esbozo sobre una teoría de las emociones, Deseo, Nueve mujeres infieles. Todos ellos son textos de gran fuerza (una de las características fundamentales de esta dramaturga), que disecciona cuando la rodea a través de diálogos cortantes, situaciones cargadas de humor negro y de su extraordinaria capacidad de penetración en la realidad. Juana Escabias es una autora profundamente comprometida con la sociedad que la rodea, implicada en una lucha por el progreso colectivo a individual a través del Arte, apasionada y entregada en todo lo que hace, movida por inquietudes filosóficas de gran calado y dueña de un personalísimo instinto que la caracteriza como creadora. “Desde que tengo uso de razón quise escribir y entregar mi vida a la tarea del Arte”, ha declarado en varias entrevistas. Quienes la conocemos damos fe de ese hecho.

Como señala Francisco Gutiérrez Carbajo, en el prólogo a Interiores/Historia de un imbécil “Juana Escabias nos muestra espejos deformantes en los que podemos contemplar nuestros déficits o nuestras carencias. O a lo mejor somos nosotros los que empeñamos o curvamos el cristal. No se trata de la técnica de los espejos cóncavos y convexos del callejón de Álvarez Gato de Luces de bohemia de Valle-Inclán. Nos encontramos más bien ante el espejo o el escudo que le permite a Perseo poder contemplar a la medusa sin ser destruido por su mirada.

También Jerónimo López Mozo, en su prólogo a Voracidad en los parques/Deseo destaca sobre Juana Escabias: “Su apuesta es por un mundo nuevo. Para muchos, la suya es la utopía de una visionaria. Denunciamos, como ella, el actual estado de cosas porque moralmente estamos obligados a hacerlo, pero dudamos de que nuestra voz sea escuchada y, por tanto, de la eficacia de nuestro discurso. Creemos, además, que la literatura, más allá de dar testimonio de los hechos e invitar a la reflexión, no es capaz por si sola de cambiar el curso de la Historia. Nos falta la fe y la pasión que a ella le sobran. Ella está convencida de que, desde la escritura, se puede hacer bastante más. Pero Juana Escabias no es escritora que siga a ojos cerrados dictados partidistas, sino los suyos propios, ni cae en la tentación del panfleto. Sus tramas son complejas y están urdidas por personajes con personalidad propia que no responden a estereotipos”.

Juan Ignacio García Garzón, en su prólogo de Apología del amor apunta también esa doble articulación de los mundos que expresa Juana Escabias “…por debajo de ese teatro de las apariencias late un rumor sordo, una tensión ominosa que tiene dimensiones de diagnóstico social y lo tiñe todo de inquietud”.

En este sentido, Lourdes Bueno, en “La dramaturgia de Juana Escabias o el compromiso con el ser humano” marca que: “La crítica de la autora al sistema político-económico no se reduce a un panfleto o a un discurso apologético; son las vidas de los protagonistas (sus circunstancias, sus sentimientos, sus dilemas) y la manera en que se ven afectadas por el abuso y la corrupción lo que provoca la reflexión y el posterior veredicto del receptor”.

Por eso, Virtudes Serrano en “Juana Escabias: pasión, esfuerzo y compromiso” (Revista Estreno, 2013, 39.2) hace este acertado resumen de su teatro: “Toda la obra dramática de Juana Escabias surge de su pasión por la escritura y de su pasión por la verdad; la autora viene luchando, esforzándose denodadamente por poner en pie a sus criaturas, ante el público para quienes han sido pensadas y compuestas porque ella observa en derredor y desea, como ha sucedido en el teatro desde los griegos, entablar un diálogo con la ciudadanía. Su compromiso, pues, es múltiple; con el arte porque cada obra es un experimento literario y estructural; con el público, al que enfrenta con verdades incómodas con las que convive y no desea ver; consigo misma, imponiéndose retos que la llevan al más difícil todavía en cada una de sus creaciones.”

Ya en 1997, cuando Juana Escabias publicó uno de sus primeros textos, la gran maestra y tristemente fallecida Carla Matteini comentó a propósito de ella que literariamente era muy ambiciosa y osada y que tenía una sorprendente virtud, la de trabajar sin red, nadando a contracorriente aguas arriba, hacia una catarata en la que no se ahogaba… (Página Abierta nº 71, abril 1997, pp 44-45)

Considero que Juana Escabias es, en la actualidad, una de nuestras dramaturgas más importantes, por la prolijidad y profundidad de sus escrituras y puestas en escena. Desde estas páginas le deseo que la Diosa Fortuna sea justa con sus méritos y empeños.

http://www.juanaescabias.es/

FERNANDO OLAYA PÉREZ
Editor de Esperpento Ediciones Teatrales.

 

Artículo siguienteVer sumario

 


www.aat.es